6 estrategias para cuidar tu dinero siendo un Nómada Digital

Dentro del siguiente artículo incluiremos algunas estrategias que nosotros seguimos a la hora de viajar entre diferentes países con la finalidad de minimizar los riesgos, imprevistos o situaciones complicadas que pudieran ocurrir mientras vives al máximo tus aventuras como Nómada Digital. 

1. Debes tener varias tarjetas bancarias.

Esto pudiera sonar obvio, pero aún así es importante mencionarlo. Durante tu viaje pueden ocurrir miles de cosas relacionadas con tus tarjetas del banco (se te pueden perder, te las pueden robar, te las pueden bloquear, puede que en alguna terminal de algún país no las acepten, puede que la coma un cajero bancario, etc.). Por lo anterior es de suma importancia que al menos lleves contigo 6 tarjetas bancarias diferentes (entre más diferentes entre sí mejor).

Trata de combinar las tarjetas lo más posible. Trata de llevar tarjetas de débito, tarjetas de crédito, una que sea Visa, una que sea Mastercard, una que sea American Express, una que sea de bancos convencionales, una que sea de alguna Fintech, si tienes la posibilidad de llevar tarjetas que pertenezcan a bancos/fintech de diferentes países también hazlo. El punto aquí es que diversifiques lo más que puedas dentro de tus posibilidades. 

2. Salir únicamente con 1 o 2 tarjetas y el resto dejarlas en el hotel o departamento.

Esto también pudiera sonar obvio pero hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de viajar y aplica tanto como si viajas de turista como si viajas siendo un Nómada Digital. De las 6 tarjetas que te recomendamos que llevarás contigo en el punto anterior, te recomendamos que solo salgas a la calle con 1 o 2 de ellas y las demás las dejes guardadas en un lugar muy seguro dentro del hotel o departamento que hayas reservado (en una caja fuerte si el lugar cuenta con ello, en alguna parte del closet, en algún cajón o hasta debajo de la cama). 

Igualmente puedes guardar cada tarjeta en un sitio diferente (¡pero siempre recuerda dónde las pusiste!), no vayas a desocupar el hotel o el departamento y se queden las tarjetas allí olvidadas. Todo esto es con la finalidad de tener un respaldo en caso de que pierdas tus tarjetas por algún motivo. Recuerda que este tipo de imprevistos son raros pero pueden suceder entonces siempre hay que estar muy bien preparados para cualquier situación que se presente durante los viajes. 

caja fuerte

3. Trata de balancear de forma equitativa el saldo de tus tarjetas.

De nada sirve tener 6 tarjetas contigo si vas a tener el 100% de tu dinero solo en una de ellas. Así que trata de tener un monto equivalente en cada una. Tal vez pueda ser difícil al principio pero esto además te ayudará mucho a mejorar tus habilidades de administración con el dinero y de las finanzas personales. 

4. No uses para nada la tarjeta donde recibes tus pagos de nómina o los pagos por tu trabajo. 

Definitivamente la tarjeta donde recibes tus ingresos es la más importante de todas. Esta tarjeta por lo tanto debe ser la más protegida. Trata de ni siquiera llevarla contigo a la calle ni mucho menos sacar dinero de algún cajero con ella ni usarla en las terminales de los comercios. Prácticamente olvídate de ella. En cuanto llegues al hotel o departamento guárdala lo mejor posible en un lugar que consideres seguro. 

Para lo único que debes usar esta tarjeta donde recibes tus ingresos es para hacer transferencias a tus otras tarjetas. En caso de que cuentes con diferentes fuentes de ingresos (que este sería el caso más ideal), trata de que cada fuente de ingreso se vaya a una tarjeta diferente y de igual forma resguardarlas en un lugar seguro. Esto es debido a que si pierdes las tarjetas donde recibes tus ingresos puede ser mucho más complicada su recuperación (además de que te puedes quedar sin el acceso a tu flujo de efectivo).

5. No llevar efectivo. 

Hablando de efectivo, nosotros como Nómadas Digitales odiamos el efectivo desde el fondo de nuestro corazón. A continuación te explicamos los motivos de nuestro odio:

– Si pierdes el efectivo (o te lo roban) no hay manera de recuperarlo. En cambio, si te roban o pierdes una tarjeta puedes bloquearla y proteger tu capital. 

– Pagar con efectivo no tiene ninguna recompensa. Normalmente ya todos los bancos y las fintech manejan programas de puntos y cashback por cada compra que realices con sus tarjetas, entonces siempre conviene más pagar con tarjeta que con efectivo. 

– Cada país tiene su propia moneda. Si eres un Nómada Digital estarás en constante movimiento de país en país y de nada te va servir llevar contigo en efectivo Guaraníes (así se llama la moneda de Paraguay) a un país como Grecia por ejemplo (donde la moneda es el Euro). Primero porque no vas a encontrar a nadie que te quiera cambiar de Guaraníes a Euros y si lo encuentras te va cobrar un ojo de la cara en comisiones. Es mucho mejor simplemente llegar al lugar y utilizar tu tarjeta para sacar de un cajero dinero en la moneda local. 

Sin embargo nosotros sabemos que hay ciertas situaciones especiales en donde realmente sí necesitas tener efectivo contigo, te las explicamos a continuación:

– Al momento de llegar a la aduana de un país. Es tonto y prehistórico pero muchos agentes de migración siguen pidiendo que les muestres cierta cantidad de efectivo al momento de llegar a la aduana (normalmente con llevar unos mil dolares americanos contigo es suficiente para cualquier país). Nuestra recomendación es que sí tengas contigo esos mil dólares pero nunca los toques ni los uses. Recuerda que solamente deben servir para mostrarlos al agente cuando vayas a pasar por migración (si es que lo pide).

– En muchos países (sobretodo en latinoamérica y en países en vías de desarrollo), habrá lugares donde definitivamente no podrás pagar con tarjeta (en algunos restaurantes, en el transporte público, en algún sitio turístico, etc), para estos casos sí te recomendamos sacar efectivo de un cajero en la moneda local pero recuerda que debe ser poco dinero y únicamente será para usarse en este tipo de ocasiones especiales.

Asimismo te recomendamos que antes de salir del país te gastes por completo ese dinero que hayas sacado del cajero en moneda local para que no te quedes sin poder utilizarlo cuando llegues al siguiente país.

terminal

6. No utilices las casas de cambio.

Utilizar las casas de cambio es igual a perder dinero. La gran mayoría de las casas de cambio cobran comisiones excesivas por sus servicios y la verdad es que no vale la pena pagar por ello. Lo ideal es ir con tu tarjeta a cualquier cajero de un banco y al momento de hacer un retiro el cajero te dará en automático el dinero en la moneda local. También habrá una comisión por realizar esta operación pero será muchísimo menor a la comisión que aplican las casas de cambio.     

Además hay algunas tarjetas (como la de Klar) que te regresan una parte de las comisiones por hacer retiros de los cajeros. Si quieres saber más sobre las características de esta tarjeta te dejo el enlace del artículo donde hablamos a profundidad de ella: https://nomadismo.online/la-mejor-tarjeta-que-puedes-tener-si-eres-un-nomada-digital/

Comentarios

Añadir un comentario