5 cosas complicadas de ser Nómada Digital

1. Estás limitado al espacio de las maletas 

Esto pudiera no ser un obstáculo al principio pero después de que ya llevas 1 año o más viajando con el mismo equipaje, créeme que te faltara espacio. 23 kilos en tu maleta definitivamente no será suficiente. Comprar souvenirs en cada país será prácticamente imposible y los únicos recuerdos que podrás llevar contigo serán tus fotografías y tus experiencias vividas. 

En nuestro caso tuvimos que donar, tirar, vender y regalar muchas de las cosas que llevábamos inicialmente, por ejemplo la ropa que se hacía vieja o que ya habíamos usado en miles de ocasiones, normalmente la tirábamos a la basura o, si aun estaba en buenas condiciones, íbamos a una iglesia o a una tienda de segunda mano a donarla. También cuando hacíamos amigos en algunos países, como por ejemplo en Perú, preferíamos regalarle la ropa a ellos. 

Con el espacio que iba quedando libre después de deshacernos de la ropa vieja, comprábamos ropa nueva. Pero más que nada ropa acorde al país en donde estuviéramos en ese momento. Por ejemplo si estábamos en un país en invierno donde cayera nieve, nos deshacíamos de la ropa de verano y usábamos el espacio libre para comprar chamarras, sueters, pants, gorros, guantes y demás ropa de invierno. 

Es algo muy difícil de hacer porque normalmente las personas están muy apegadas a sus pertenencias, entonces tener que regalar o donar tu ropa en periodos cortos de tiempo (cada 6 meses por ejemplo) puede parecer una locura. A nosotros mismos nos costó muchísimo trabajo hacer esto al principio y hacíamos hasta lo imposible por nunca tirar nada. Sin embargo, con el paso de los meses nos dimos cuenta que deshacernos de nuestras pertenencias conforme fuera necesario, era lo más sano además que nos hacía sentir mucho más ligeros, renovados y sin apegos y, al mismo tiempo, ayudábamos a otras personas a las que les pudieran servir muchísimo más.

Además este proceso nos ayudó a ser más organizados, a comprar únicamente lo indispensable, a no ser compradores compulsivos, a ver la ropa simplemente como un objeto desechable sin buscar comprar atuendos carísimos, sin buscar marcas de lujo y sin comprar cosas que realmente no nos aportaban nada de valor. Este proceso nos ayudó a ser mucho más conscientes y a tomar mejores decisiones.    

Maletas

2. Muchas veces debes trabajar en una zona horaria diferente

A nosotros siempre nos tocó conseguir clientes de Estados Unidos, Canadá o de México, entonces mientras vivíamos en Europa era necesario estar conectados y resolver problemas en una zona horaria muy diferente. Prácticamente nos tocaba trabajar de 5 de la tarde a 2 de la mañana. 

Este horario pudiera sonar como algo muy complicado pero en realidad nos beneficiaba bastante ya que teníamos toda la mañana y parte de la tarde libre para salir a conocer la ciudad como turistas, para ir al gimnasio, para tomar un vuelo a otro país y que saliera muchísimo más económico (viajar entre semana siempre es mil veces más barato), una vez hasta nos fuimos a esquiar en Rumania en pleno martes!. Todo esto gracias a que nos aprovechábamos del cambio de zona horaria con respecto al que tenían nuestros clientes del otro lado del mundo. 

laptop

3. Vives con miedo de perder la conexión a internet 

Mientras eres un nómada digital la conexión a internet se convierte en algo tan básico como el aire que respiras. Sin conexión a internet literal mueres. Para evitar tragedias siempre es recomendable comprar un chip de telefonía celular desde el aeropuerto en cuanto pones un pie en el nuevo país. En todos los aeropuertos encontrarás este servicio. Puede ser en una tienda de AT&T, Vodafone, Movistar, Vivo, etc., la verdad va depender de cada país cual sea la compañía con mejor red, pero sea cual sea, es fundamental que compres uno. 

En los últimos años este servicio ha mejorado bastante así que normalmente todas te van a poder ofrecer muy buenas tarifas de solo 1 mes con muchos GB para datos y también llamadas a precios muy bajos. Lo único a tener en cuenta es que debes tener tu celular desbloqueado para aceptar chips de cualquier compañía (a mi una vez me pasó que compré un chip en España y al intentar ponerlo en mi Iphone no funcionó), asì que ten mucho cuidado con desbloquear tu teléfono antes de partir al extranjero.       

offline

4. Al llegar a un país nuevo los primeros días gastas demasiado dinero

Esto es algo que siempre nos sucede. Por más que tratas de investigar con anticipación las rutas del metro, como llegar a cierto sitio turístico por tu cuenta en lugar de pagar un tour, en que zona se encuentran los restaurantes donde comen los locales, en qué lugar te dan el mejor tipo de cambio por tu moneda, que zona de la ciudad es la mejor para vivir (buena, bonita y barata), etc., siempre nos pasa que los primeros días pagamos más casi por cualquier cosa. Recuerda que un nómada digital no es un turista como cualquier otro, un nómada digital vive realmente como si fuera otro ciudadano más de ese país.   

Así que no te preocupes, mientras te adaptas a tu nuevo ambiente, es completamente normal que tengas que desembolsar algunas cantidades adicionales pero seguro que con el paso de los días te darás cuenta cuales son las mejores opciones (o las opciones que utilizan los locales) y ya no podrán aprovecharse de ti tan fácilmente. 

5. Tu rutina cambia constantemente

Evidentemente ser nómada digital no es para cualquiera. Pero seguro que si estás leyendo esto tú no tienes ningún problema con cambiar de rutina constantemente (y es paradójico porque al final cambias tanto de rutina que eso se convierte en tu propia rutina). Cambiar de departamento, cambiar de clima, cambiar de idioma, cambiar de costumbres, cambiar de gimnasio, cambiar de paisajes, cambiar de centro comercial, cambiar de comida, cambiar de tradiciones. Es increíblemente divertido para los nómadas digitales pero increíblemente difícil para muchas otras personas.

Tienes que evaluar muy dentro de ti si realmente te hace feliz el cambio de rutina. Si realmente estás dispuesto a llevar esa vida. En nuestro caso no hubo problema porque es lo que más amamos hacer. Experimentar nuevas cosas nos hace sentir vivos. Nos hace vibrar. Nos hace sonreír. Nos da energía. Nos hace estar agradecidos con cada día que nos levantamos de la cama. Nos  El cambio nos da una inmensa felicidad y hoy en día, después de haber conocido más de 30 países, te puedo asegurar que esta es la única forma de vida que vemos viable para nosotros.   

marco 3 fronteras

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir un comentario