Efecto del Turista

¿Te has dado cuenta que cuando viajas a algún sitio (alguna ciudad o país nuevo), tus días son mucho más intensos y haces miles de actividades en un solo día que hasta tú mismo te sorprendes y aún así tienes energía suficiente para levantarte temprano al día siguiente y continuar con el mismo ritmo?

¡Cuando viajas haces tantas cosas que incluso parece que el día tiene más de 24 horas!, pero ¿porqué pasa esto?, bueno la conclusión a la que nosotros hemos podido llegar es que esto sucede porque cuando viajas tú sabes que tienes el tiempo limitado, sabes de antemano que solo estarás un par de días en ese país y por lo tanto no puedes desperdiciar ni un solo segundo. Estás contrarreloj así que tu cuerpo y tu mente hacen todo lo posible por brindarte el máximo de su capacidad.   

Básicamente aprovechas lo mejor posible la oportunidad única de poder estar en ese país y estiras las horas del día al máximo; vas a museos, vas a parques, vas a conciertos, vas a restaurantes, vas a bares, vas a sitios arqueológicos, vas a los centros comerciales, vas a la montaña, vas a las playas, vas a las iglesias, vas a discotecas y a cientos de lugares más, porque sabes que probablemente no regresarás nunca a ese país.

Esta limitante de tiempo que hay en tu cabeza hace que tengas tanta energía que hasta parece que ha hecho erupción un volcán dentro de ti. Y esto es lo que nosotros llamamos “El Efecto del Turista”. Ahora, ¿qué pasa normalmente cuando regresas a tu casa a la rutina de siempre?, bueno pues ocurre totalmente lo contrario, esa energía volcánica se desvanece por completo y ahora solo estás sentado en el sillón de tu casa viendo Netflix durante 6 horas al día en piloto automático. 

Esto ocurre porque la limitante de tiempo ya no existe en tu cabeza una vez que regresas a casa. Ahora piensas lo opuesto, piensas que tienes todo el tiempo del mundo, que estarás allí eternamente y, por lo tanto, no hay prisa. Postergas las cosas para después, al fin y al cabo podrás hacerlo mañana, o pasado mañana o la siguiente semana. No vas al gimnasio, como quiera pagaste la anualidad completa y podrás ir mañana… o el mes siguiente. No has ido a conocer ese museo que tienes a 15 minutos de tu casa, como quiera ese museo no se irá a ninguna parte y podrás ir después. No has ido a conocer ese restaurante lujoso que ves todos los días de camino a tu trabajo… mejor irás cuando ahorres un poco más de dinero. Te puedo dar miles de ejemplos de lo que pasa cuando piensas que el tiempo es infinito. 

No permitas que tu vida pase como si el tiempo fuera infinito, porque el problema de esto es que cuando te des cuenta que realmente el tiempo nunca fue infinito, ya será demasiado tarde. Y es que de verdad es muy increíble como cambia tu propia actitud frente a la vida cuando insertas en tu mente esa nueva idea de que tu tiempo es escaso. Y es algo tan natural cuando estás viajando que muy probablemente ni siquiera te habías dado cuenta de ello. Y la verdad no te culpo. A nosotros también nos pasaba exactamente igual antes de convertirnos en Nómadas Digitales. Y es que este “Efecto del Turista” es algo tan poderoso que incluso fue una de las razones principales por las cuales decidimos ser Nómadas Digitales en primer lugar. Queríamos experimentar este “Efecto del Turista” por un tiempo prolongado, no solo durante 1 semana de vacaciones. 

Queríamos llevar una vida a un ritmo veloz y sin forzarlo. Un ritmo que nos permitiera hacer más cosas pero que fuera de manera natural y siempre teniendo esa energía volcánica dentro de nuestro ser. Queríamos hacer que el día rindiera más y que pareciera que habían transcurrido más de 24 horas. Queríamos aprovechar el tiempo y dejar de postergar para ahora sí, por fin, alcanzar nuestras metas. Queríamos acostumbrar a nuestro cerebro a trabajar como si ya no hubiera mañana. Queríamos implantar ese “Efecto del Turista” en nuestras vidas para simplemente vivir al máximo.     

Y la verdad es que nos funcionó de maravilla. Aún así estamos consientes que ser un Nómada Digital no es la única forma de activar este “Efecto del Turista” en tu vida, es simplemente una opción más que en nuestro caso funcionó y estamos seguros que para mucha gente allá afuera también funcionará, así que si logras identificarte e inspirarte con este artículo, te invitamos a que hagas el intento de seguir este camino. Quizá ser un Nómada Digital sea la alternativa que habías estado buscando para, por fin, poder ver tu vida con los ojos del turista.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir un comentario