Negociación con tus jefes para trabajar de forma remota el 100% del tiempo.

A continuación te comparto 5 puntos que puedes utilizar al momento de negociar con tus jefes el tema de poder trabajar remoto el 100% del tiempo (y con ello que sea más fácil comenzar tu aventura de convertirte en un Nómada Digital y vivir viajando). Son pasos que yo mismo apliqué cuando aún tenía un trabajo estable de oficina y realmente funcionan. Te explico cada uno a detalle:

1. No hables de las ventajas que tendrás tú, habla de las ventajas que tendrá la empresa. 

A la empresa no le interesa saber qué quieres trabajar 100% remoto para poder tomar siestas por las tardes. no le interesa saber que quieres hacerlo para poder viajar a otros países y mucho menos le interesa saber que quieres hacerlo para poder trabajar acostado en la cama desnudo. Así que en este tipo de negociaciones no hables sobre ti y mejor enfócate por completo en hablar sobre las ventajas que la empresa conseguiría al tenerte a ti trabajando 100% remoto. 

Por ejemplo, puedes mencionar que tu nivel de productividad se incrementaría hasta las nubes, puedes mencionar que sería mucho más sencillo para ti atender alguna emergencia por las noches, en fines de semana o en días festivos, puedes mencionar que esto implicaría un ahorro de dinero enorme para la empresa ya que los gastos de servicios correrían por tu cuenta, por ejemplo podrías mencionar que tú pagarías el equipo de cómputo, los materiales de oficina, el mobiliario, los servicios de agua, luz, internet, el café, etc., puedes mencionar que hasta podrías tomar más responsabilidades o apoyar a tus compañeros en otras actividades adicionales a las que ya realizas. 

Tal vez esto pueda parecer extremo pero si realmente quieres convencer a tus jefes de trabajar remoto el 100% del tiempo, tendrás que tomar medidas fuera de lo convencional. Además créeme que valdrá la pena una vez que logres triunfar en esa negociación. La verdad es que no estarás cediendo mucho a comparación de todo lo que podrás ganar, así que no tengas miedo de lanzarte a hablar con tus jefes y conseguir ese trabajo soñado 100% remoto.

ventajas y desventajas

2. Cuando realices la negociación recuerda que tú le estás haciendo un favor a la empresa, no al revés. 

Este punto es sumamente importante tenerlo en cuenta ya que te dará seguridad a la hora de iniciar la negociación y además es algo completamente cierto. Hay cientos de estudios en internet realizados por consultoras de mucho renombre a nivel mundial, en donde mencionan que las empresas se ahorran miles de dólares al tener una parte de sus empleados trabajando de forma remota. Se ahorran mucho dinero en conceptos como renta de espacios, renta de estacionamiento, servicios de agua, luz, internet, productos y servicio de limpieza, servicios de seguridad,  mantenimiento, servicio de cafetería, mobiliario, equipo y material de oficina, ¡se ahorran hasta el papel del baño!, así que recuerda que esta es una negociación ganar-ganar y en ningún momento estarás pidiendo algo que no beneficie de manera directa a la empresa. 

gastos

3. Puedes pedir un periodo de prueba. 

Si tu jefe se pone muy resistente y a la defensiva siempre puedes mencionar el periodo de prueba. La verdad es que es completamente normal que los humanos le tengamos miedo al cambio así que si tu jefe lleva 30 años trabajando de manera presencial es muy posible que ponga resistencia en tu solicitud de trabajar en un esquema que sea 100% remoto y tratará de hacer todo lo que esté en sus manos para que desistas en tu solicitud. Sin embargo, al mencionar el periodo de prueba le estarás dando de regreso mucha seguridad ya que tu jefe pensará que, en caso de que algo no funcione como esperaban, siempre existirá la opción de regresar al esquema anterior. Esto le dará mucha tranquilidad.

Por ejemplo, puedes mencionar que te pongan a prueba por un periodo de 3 meses y asegurarle a tu jefe que si algo no funciona, siempre estarás dispuesto a volver a la oficina. Lo importante aquí es que durante ese periodo de prueba tengas un desempeño excepcional, que rompa cualquier expectativa y que sea muy superior al desempeño que tenías cuando trabajabas en la oficina. Créeme que tu jefe y tus compañeros se darán cuenta de eso si pones tu máximo esfuerzo, toda tu dedicación y toda tu energía para que funcione y, conforme pase el periodo de prueba, lo más seguro es que tu jefe se irá adaptando y haciendo a la idea de que en realidad este esquema es lo mejor para todos.

periodo prueba

4. Recuerda que no es solo negociar el Home Office, sino mantenerlo a largo plazo.

Recuerda que la negociación no debe estar enfocada en obtener el Home Office por una semana o por un mes. La negociación debe estar enfocada en obtener el Home Office por siempre. Si tú jefe te dice que puede darte el Home Office por 1 mes no corras inmediatamente a aceptar esa oferta mediocre. Recuerda que tú no estás para recibir ofertas. Tus sueños y tus metas no están en descuento ni en rebaja de temporada. Así que si te encuentras en esta posición en donde tu jefe te dice que el Home Office será posible solo durante un periodo de tiempo corto, lo recomendable es continuar la negociación aplicando las estrategias que te explicamos en los puntos anteriores hasta conseguir lo que te propones.

Recuerda que si eres un buen elemento para la empresa, con buen desempeño, sumamente productivo y con buena actitud, lo más probable es que terminen cediendo a tus peticiones. En el peor de los escenarios puedes aceptar la oferta del Home Office temporal pero siempre con la intención de que, cuando se cumpla el periodo otorgado, realices una segunda negociación con tus jefes para, o bien extender ese periodo, o para obtener ahora sí el Home Office definitivo. En este caso toma la oferta como si se tratara de un periodo de prueba y haz tu mayor esfuerzo para demostrar que puedes continuar trabajando de esa manera indefinidamente.   

anos

5. En caso de que ninguno de los puntos anteriores funcione puedes buscar un trabajo que sí ofrezca el esquema 100% remoto.

Al igual que como sucede con las negociaciones de aumento de sueldo que son muchísimo más sencillas si ya tienes una oferta con otra empresa donde te van a pagar más, lo mismo pasa con las negociaciones para el trabajo remoto, donde seguramente será mucho más sencillo convencerlos si ya tienes esa oportunidad con alguna otra empresa. Así que si todos los puntos anteriores fallan siempre puedes optar por buscar el Home Office con otra empresa y con ello decidir si realmente hacer el cambio de trabajo o volver a negociar con tus jefes pero esta vez poniendo sobre la mesa tu propia renuncia.

Incluso puedes aplicar esta estrategia sin tener ninguna otra oferta aunque, por paz mental y para darte mayor seguridad en la negociación, lo recomendable es sí contar con una. Recuerda que la seguridad en tus palabras, en tu expresión y en tu mirada es algo sumamente importante a la hora de realizar esta negociación para poder tener éxito y créeme que se va notar a kilómetros si estás inseguro. Así que si puedes conseguir realmente otra oferta antes de utilizar esta estrategia, mucho mejor. 

También debes tener muy en cuenta que, como hemos mencionado antes, si eres un recurso importante, con buen desempeño, buena actitud y con habilidades excepcionales lo más seguro es que tus jefes acepten tu petición con tal de retenerte dentro de la compañía. La verdad es que para las empresas es un proceso extremadamente costoso (en tiempo y en dinero) el tener que sustituir a un buen elemento. Así que créeme que harán todo lo que esté en sus manos para retenerte y evitar pasar por ese fastidioso proceso. 

Y aun cuando decidan dejarte ir, siempre podrás cambiarte a una empresa donde sí te permitan realizar el trabajo 100% remoto. Recuerda que hoy más que nunca es fácil conseguirlo. Así que vale la pena tomar el riesgo. Date la oportunidad de intentarlo. No tienes nada que perder y sí muchísimo que ganar. Recuerda que la libertad que te otorga el Home Office es invaluable y este puede ser tu primer paso para convertirte en Nómada Digital de tiempo completo. ¡Te deseo muchísimo éxito en tu próxima negociación!  

empleo

Comentarios

  • […] Así que un aplauso muy grande para aquellos jefes y directivos que sí se han podido adaptar al cambio de forma exitosa y que están abiertos al trabajo remoto y a gestionar un equipo a distancia. Definitivamente están llevando a la empresa por el buen camino. Así que, en resumen, si tú eres de las personas que han tenido que regresar a la oficina de tiempo completo o en un esquema híbrido, mi recomendación es que primero no tengas miedo. Si tú, cuando eras un trabajador remoto, has demostrado un desempeño excepcional, has cumplido con todas tus responsabilidades e incluso has excedido las expectativas, lo mejor es que comiences una negociación con tus jefes planteando todas las ventajas que tiene para ti y especialmente para la empresa, el hecho de continuar trabajando de forma remota el 100% del tiempo. Recuerda que esto no solo te conviene a ti, también le conviene a la empresa para que pueda adaptarse a los cambios y no morir. Le estarás haciendo un favor a tu empresa. Así que si te interesa saber a detalle cómo puedes llevar a cabo esta negociación con tus jefes de manera exitosa te recomendamos que leas este otro artículo donde incluyo los pasos específicos que puedes seguir: https://nomadismo.online/negociacion-con-tus-jefes-para-trabajar-de-forma-remota-el-100-del-tiempo/ […]

Añadir un comentario