Ventajas de pagar el gimnasio solo por 1 mes.

Aunque no lo creas el tema de tener (y mantener) una rutina en el gimnasio ha sido mucho más sencillo para mi ahora que soy un Nómada Digital y me muevo constantemente de país, que cuando tenía un trabajo normal de oficina y vivía en México. Podrá sonar como una locura pero a continuación te explico los motivos por los cuales ahora es más fácil.

Primero que nada ahora no es aburrido. ¿Cuántas personas conoces que han pagado la anualidad del gimnasio y van solo los primeros 2 meses y después ya nunca más vuelven a poner un pie dentro?, es posible que tú mismo seas una de esas personas. Yo lo era. Y no solo me pasó una vez, me pasó varias veces. Pagaba la anualidad completa en enero (ya saben con la clásica excusa de los propósitos de año nuevo) y en marzo ya jamás regresaba. 

Estoy seguro que conoces a muchas personas que les sucede esto mismo. Las propias estadísticas de los gimnasios lo comprueban. ¡Hasta hay miles de memes en Facebook sobre este tema!, ¿pero por qué sucede?, bueno hay varios factores pero en mi caso el aburrimiento era uno de los factores principales. Ir al mismo lugar todos los días, entrar a las mismas instalaciones, ver a las mismas personas, usar las mismas máquinas, ir a las mismas clases, ver a los mismos instructores, saludar a la misma gente. Llegaba un punto en el que todo ese proceso se convertía en algo monótono, repetitivo y sumamente aburrido para mi y al final prefería simplemente dejar de asistir al gimnasio. Si te ha pasado esto alguna vez en tu vida déjame decirte que no estás solo.

Lo normal es que durante las primeras semanas sientas mucha euforia porque recién te acabas de inscribir a ese gimnasio nuevo y apenas lo estás conociendo, apenas te estás adaptando y eso lo convierte en una experiencia interesante. Incluso en psicología este proceso lleva por nombre el de “efecto novedad” y se puede aplicar a diversas áreas de tu vida. Lo que sucede es que al principio estás muy emocionado porque ha llegado algo nuevo y diferente a tu vida y mientras dura esa novedad puede que te encuentres muy feliz, sumamente interesado y puede que hasta entres en un estado de euforia. “Pareces niño con juguete nuevo” es un refrán que tal vez hayas escuchado antes (es muy famoso al menos en México) y que hace referencia a este efecto psicológico. 

El problema es que al cabo de varias semanas la euforia desaparece y todo comienza a sentirse monótono, repetitivo y sumamente aburrido. Y esto hace que muchísimas personas (incluyéndome), terminen por dejar de asistir al gimnasio aún cuando ya tengan pagada toda la anualidad ¿Cómo evitar esto?, bueno en nuestro caso ha sido muy sencillo porque ya nunca más pagamos anualidades. Solo pagamos la membresía del gimnasio por 1 mes y, cuando nos mudamos al siguiente país o a la siguiente ciudad, pagamos la membresía por 1 mes en un gimnasio diferente y con esto logramos mantener el “efecto novedad” de manera indefinida. Es realmente una maravilla porque, aunque parezca todo lo contrario, esto nos ha permitido crear una rutina e incluso es la primera vez en mi vida en la que puedo decir que he asistido a un gimnasio durante 1 año completo sin interrupciones. Pruébalo y tal vez este esquema funcione para ti también. 

Otro punto importante que sucede muy seguido es que, después de que ya pagaste la anualidad y asistes un par de veces, te das cuenta que hay cosas o detalles que no te agradan. Quizá te das cuenta que las máquinas están muy gastadas, o te das cuenta que no hay máquinas suficientes, quizá te peleas con la persona de la recepción, tal vez los instructores no son lo que esperabas, te das cuenta que el tipo de gente que asiste no está en tu misma sintonía o simplemente la energía del lugar no te termina de convencer. 

La verdad es que sí nos ha pasado varias veces que nos inscribimos en gimnasios que no terminan siendo de nuestro total agrado pero, como no hay ninguna responsabilidad más allá de quedarnos 1 mes, realmente no hay mucho problema. Solo se cumple el mes y buscamos el siguiente y listo. Por el contrario, si pagas la anualidad de golpe y después de unas semanas te das cuenta de algo que no te gusta no tienes mucho margen de maniobra, lo único que podrás hacer será aguantarte o, como le pasa a la mayoría, simplemente dejar de asistir al gimnasio y perder el dinero.

Y hablando de dinero, muchas personas nos dicen constantemente que eso de pagar la membresía sólo por 1 mes sale muy caro y es tirar el dinero a la basura. Es cierto que los gimnasios ofrecen muy buenas promociones si pagas la anualidad completa (normalmente puedes conseguir descuentos de más del 50%), pero lo hacen así precisamente porque ya saben de antemano que la mayoría de las personas que paguen no asistirán más allá de los primeros 2 meses. En este caso el único que sale ganando es el propio gimnasio y obviamente les conviene bastante como negocio.

Así que tienes que ser muy honesto contigo mismo. Si ya te ha pasado en varias ocasiones que pagas el año completo y no logras aprovechar el precio de la promoción porque ni siquiera asistes los dos primeros meses, el que está tirando el dinero a la basura eres tú. Evita que te pase eso de nuevo y mejor paga un poco más por la membresía mensual que sí aprovecharás al máximo. Siendo fríos y haciendo cuentas a conciencia, podrás notar que a largo plazo estás incluso ahorrando dinero con esta estrategia. Así que, seas o no seas un Nómada Digital, es posible que este esquema también funcione contigo así como funcionó de maravilla con nosotros. Date la oportunidad de probarlo, no pierdes nada y quizá te sorprenda el resultado. 

Por último, recuerda que esta estrategia va enfocada únicamente a las personas que se les complica mucho el poder mantener la disciplina cuando se desvanece el “efecto de la novedad”. Pero si tu por el contrario no tienes ese problema y puedes mantener la constancia en un mismo gimnasio durante el año completo o incluso hasta por más tiempo, ignora por completo las recomendaciones de este artículo y mejor continua pagando por la anualidad ya que en tu caso sí que representa un beneficio y un ahorro grande de dinero. Sea cual sea tu decisión ¡te deseamos mucho éxito y que logres conseguir ese físico que tanto has deseado! 

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir un comentario